id='wrapper'>

sábado, 29 de abril de 2017

Desvelos

Mamita feliz, madre abnegada,
madraza absoluta, madrecita que todo lo da. 
Un corazón que late por dos, 
que se expande cual tentáculos,
apresando su gran creación,  
protegiendo la pureza, 
arrullando solo ella, 
solo ella una sonrisa puede conseguir, 
de esa inocencia en forma de ser, 
en ese sueño profundo, 
por el valle de los lirios, 
solo ella sabe sufrir,
con la satisfacción de mantener, 
la fantasía y la imaginación,  
el placer de cada lágrima derramada, 
de cada desvelo en la oscuridad, 
de un latir cerca de otro latir, 
ternura y devoción,
ojos que desafían la vida diaria, 
mujer que da la vida, 
la mantiene y la refuerza, 
amor...que todo lo puede.